Ajedrez


El ajedrez es un juego, un deporte, una ciencia y un arte. Cada niño lo vive de diferentes formas, desarrolla diferentes aspectos, pero siempre entendiendo que están aprendiendo y jugando en un espacio con características particulares.

Su aprendizaje favorece el desarrollo de diversas habilidades mentales y sociales tales como la concentración, planificación, planteo de hipótesis, calculo y toma de decisiones.

Mediante el ajedrez se procura transmitir valores, desde respetar los turnos hasta las ideas y tiempos del otro. El jugar en equipo requiere las decisiones que toman sus compañeros. Aprenden aceptando la derrota y la victoria, reconociendo los errores propios y los aciertos del otro.

En el aprendizaje es fundamental la interacción social, por esto las actividades suelen ser grupales y colaborativas, buscando que los diferentes procesos se potencien mutuamente.

Aprender ajedrez en preescolar es un proceso que colabora con el pasaje del juego egocéntrico a un juego de progresiva cooperación y codificación de reglas.