Educación Física


Mediante la educación física apoyamos los procesos de maduración en relación a la conformación del esquema corporal así como el desarrollo de una postura armónica y funcional; la educación física contribuye a una progresiva precisión en las coordinaciones musculares finas y gruesas, de modo que los niños van logrando una paulatina diferenciación de movimientos con economía de esfuerzo.

El objetivo de la educación física trasciende a lo meramente corporal; buscamos el desarrollo armónico de la personalidad del niño y la preparación para la vida: el fortalecimiento de la confianza en sí mismos, la capacidad de interpretar consignas e interactuar con sus pares, de acordar y respetar reglas.

Para la organización de las actividades se toman en cuenta los intereses y necesidades del niño, teniendo las mismas un carácter lúdico – exploratorio.