Inglés Preescolar


El inglés integrado a la cotidianeidad del niño

Desde el nivel 2 años y hasta los 5 años se realiza un acercamiento cotidiano y natural a la lengua por medio de la integración del idioma a sus actividades naturales. Se genera así un ambiente familiar, placentero en que el niño/a disfrute su contacto con la lengua meta. Se busca por medio de esta propuesta un acercamiento de los niños/as al idioma en “situaciones comunicativas reales” contribuyendo al proyecto académico existente, el aprendizaje por penetración.

La propuesta se lleva a cabo a través del trabajo de un adulto con dominio del inglés en los espacios de talleres y juegos donde se da una actividad más libre, realizándose en forma individual o en pequeños grupos de alumnos, dándose así una atención más personalizada

Prima la oralidad y por medio de elementos paralingüísticos se posibilita la comprensión de los mensajes. Esta comunicación se realiza por medio de diálogos espontáneos, personalizados y significativos.

Inglés sistemático

En los niveles 4 y 5 años, estas actividades se complementan con las clases sistemáticas de Inglés
que tienen una frecuencia de tres veces por semana 45 minutos cada una.

Objetivos

En principio, la enseñanza de inglés en todas las instancias de Educación Formal parece estar asociada con fines inmediatos y prácticos que apuntan especialmente a una futura inserción en un nivel educacional terciario y en el mercado laboral. Si bien esto es incuestionable, se debe tener en cuenta que es éste un “bien cultural” que prepara al niño para todos ámbitos de la vida social, aportando además de a la comunicación, a la reflexión sobre nuestra propia lengua, y más aún, aceptar lo “diferente” como tal.

El principal objetivo en esta etapa es que los niños se vinculen a una lengua diferente, adquiriendo una nueva forma de comunicarse y expresarse. En el nivel de cinco años apuntamos al inicio de la sistematización de la lengua, que continúa en primaria junto con la sistematización de la lengua escrita.

Metodología

Esta consiste en estar “expuesto a todo el lenguaje”, donde no se priorizan determinadas construcciones sintácticas, ni determinados ítems léxicos, en un sentido arbitrario, en detrimento de otros. La planificación está basada en un “diseño curricular” que toma en cuenta el desarrollo cognitivo del niño y, además, la planificación de la maestra del grupo – el proyecto general de la Institución y del Sector. Es, por lo tanto, una planificación flexible y que se reelabora. La metodología se basa en la no traducción, lo cual no significa que nunca se pueda traducir, especialmente cuando proviene del interés del niño.

Partimos del juego, la canción, la ronda, la rima, el cuento, observaciones de la naturaleza, cocina, todas actividades que los niños disfrutan, apoyándonos en lo gestual y en el movimiento.